Máscara líquida Sennelier 36,9ml

4,71 €

Líquido enmascarador SENNELIER con aplicador de aguja de 0.5mm

Cantidad
En Stock

Bote de 36,9 ml con aplicador de aguja de 0.5mm

Este formato de Sennelier es muy útil  ya que no solo puedes aplicar la máscara con el pincel quitando todo el tapón, sino que también trae un aplicador de aguja de 0.5mm de diámetro , perfecto para detalles pequeñísimos. El tapón del aplicador tiene inserto una aguja que cada vez que vuelves a cerrar la máscara, empuja el látex hacia abajo por lo que cada vez que lo cierras evitas un posible atasco. 

Este líquido, que es básicamente un látex, se utiliza para aplicar en las zonas de tu dibujo en las que quieres reservar el blanco del papel. 

Aplicas el líquido en una pequeña zona, esperas unos minutos que seque (puedes notarlo tocando con el dedo) y cuando esté completamente seco ya puedes manchar la zona con acuarela sin miedo sin miedo a colorear la parte que has tapado con el líquido enmascarador.

Recomendamos usarlo para pequeños detalles ya que en zonas amplias el resultado queda muy poco natural.

Igualmente aconsejamos no dejar el líquido enmascarador más tiempo del estrictamente necesario para acabar esa parte del dibujo, ya que si lo dejas más tiempo de la cuenta puede adherirse demasiado al papel y levantar la celulosa al levantar la máscara.

Para retirarlo puedes usar la yema del dedo o una goma de borrar blandita, siempre haciendo circulitos y de la manera más suave posible. En ningún caso utilices una herramienta afilada ni dura para retirarlo ya  que acabarás dañando la obra.

La máscara líquida es látex así que el pincel que utilices para aplicarlo será prácticamente irrecuperable aun lavándolo muy bien (con agua templada y jabón) tras la aplicación, por lo que recomendamos que uses un pincel al que no le tengas mucho cariño y que lo guardes para continuar utilizándolo exclusivamente para este fin.

Igualmente, utilizar palillos de madera es una buena opción.

Debes cerrar bien la máscara cuando termines de usarla para que no se seque.

Y guardarla en un lugar seco y más o menos fresco, por lo menos en verano, ya que si no se vuelve muy líquida y así es mucho más difícil de usar y controlar.

Tiene un ligero tinte azul para que puedas distinguirla del blanco del papel.